Mis libros

Mis libros
Clic en la imagen y a leer, ¡adelante!

martes, 31 de enero de 2017

NADA


Inexistencia total o carencia absoluta de todo ser.

Apagó la luz con la certeza de que ese sería el último destello que vería. Veintisiete pastillas deberían ser suficientes para proporcionarle el descanso ininterrumpido que siempre pedía. Hacía demasiado tiempo ya que la vida se le antojaba un camino inútil y quería saltárselo como las clases de filosofía en las tardes de instituto. Jamás le había contado a nadie sus planes secretos de suicidio, tratarían de frenarlos. No, lo que ella quería era parar el sufrimiento, aliviar la pesada carga que el vivir le producía. Ahora, mientras se quedaba dormida, podía sentir como esa carga desaparecía. Su abuela le había dicho alguna vez que el suicidio era de cobardes, sin embargo, ella no estaba de acuerdo. Tener el valor suficiente para enfrentarse a lo desconocido, a la nada y abrazarse a esa idea reveladora de paz, se dibujaba en su mente como un acto de osadía digno de héroes. 
"...el silencio la estaba esperando después de tanto
ruido enloqueciendo su cabeza". 

Sí, ahora llegaba su momento... Ese en el que los comentarios ajenos no le afectarían, ese momento en el que ser una oveja más, en un rebaño que no ha elegido, ya no la haría infeliz. Se acabó el sentirse culpable por no cumplir los estándares tanto de belleza como de intelecto. No sería astróloga, maestra o artista, porque ya no tenía que ser nada. A medida que su sueño se hacía más profundo, podía sentir como su alma se convertía en una esencia libre, indomable. Ya no tendría que arrepentirse por sus malas o buenas acciones, ni siquiera de ésta, porque ya no sería nada. Ahora abrazaba el vacío como un componente más, el silencio la estaba esperando después de tanto ruido enloqueciendo su cabeza. 


lunes, 30 de enero de 2017

APRENDER


Adquirir el conocimiento de algo por medio del estudio o de la experiencia.

Contigo aprendí que la libertad es el mayor de nuestros regalos. También aprendí que si quieres a alguien no debes aprisionarlo. El amor no es exigencia o pertenencia, el amor es ser libres en compañía. Me enseñaste que cuando estás solo hay manos amigas que te mecen, pero que ningunas son como las tuyas... tú no solo me mecías, me abrazabas y me hacías sentir protegida. 

Debo decir, que también me enseñaste lo que es el dolor y me hiciste recordar que no todo lo que viste de dorado es oro. Me recordaste que la traición duele más cuando proviene de alguien especial, que hay heridas que  tardan en cicatrizar más tiempo que un cohete en llegar a Marte y que las lágrimas se deben derramar por quien se las merece. 

Fuiste el fuego que me convirtió en vapor, impidiendo que nadie más pueda sostenerme. Me evaporo entre los dedos de todo aquel que desee tocarme porque, en el fondo, ya no confío en nadie. Mi corazón de hielo se derrite poco a poco, sí, pero jamás volverá a ser lo que una vez fue, porque contigo aprendí que hay cosas que ya no quiero aprender.

domingo, 29 de enero de 2017

RECHAZO


Acción y efecto de rechazar.


"El miedo al rechazo, tanto externo
como interno, era, es y será siempre
mi peor enemigo".
Es más fácil huir que sentir, pensaba. Y era cierto, la vida siempre se antoja difícil cuando de arriesgar se trata. Cuando te vi entrar por aquel vestíbulo el corazón se me paró, pero me las apañé para convencerme a mí misma, y también al mundo que me rodeaba, de que seguía latiendo. Los días pasaron y el corazón se me derretía a la misma hora y en el mismo sitio, no podía controlarlo, pero debía hacerlo porque mi corazón y mi cuerpo no estaban preparados para sentir. A día de hoy, me pregunto si eran ellos los que no estaban preparados o si era mi mente engañándome una vez más y arrastrándome a un agujero oscuro en la que la soledad era el único oxígeno existente.

El miedo al rechazo, tanto externo  como interno, era, es y será siempre mi peor enemigo y aún así, espero día tras día en el mismo vestíbulo, a la misma hora para que derritas mi corazón con tan solo una mirada. A veces, sueño despierta con el momento en el que me atreva a hablarte, sonreírte y confesarte que tu sonrisa es el motor que activa mi cuerpo cada mañana, que me muero por besarte y que enredar mis manos en tu pelo es el mayor de mis deseos. Sin embargo, te veo pasar y me conformo con respirar el mismo aire que tú durante una centésima de segundo, porque esa soy yo, la chica miedosa, tímida y rara que te observa desde el fondo del pasillo.





A María. Gracias por ser mi inspiración.

sábado, 28 de enero de 2017

INFIERNO

En la doctrina tradicional cristina, lugar donde los condenados sufren después de la muerte, castigo eterno.

Seiscientos cincuenta y dos años, esa es la cantidad de tiempo que llevo confinado en el infierno. Lo que hice en aquella guerra fue lo suficientemente horrible como para que el mismísimo diablo me quisiese en sus filas.

Morí con veintiún años y llevo seiscientos cincuenta y dos teniendo un aspecto veinteañero. Supongo que esa es una de las pocas ventajas de ser un demonio. Aunque, siendo sincero, amo mi trabajo; castigar, flagelar, destrozar y amputar, sin hablar de la emoción añadida de proteger las puertas del inframundo. Ejercer de portero del averno y recibir a todos esos ángeles encargados de controlar que realmente sigamos las leyes de la justicia divina, engañarlos o, simplemente, deshacerme de ellos. Amo esa maravillosa sensación que me causa la sangre ajena brotando sobre mis manos, su olor cubriéndolo todo, inundando el ambiente, convirtiéndose en mi aroma favorito. Aunque ni toda la sangre del mundo es comparable a la increíble sensación de poder que me aporta ver el miedo en los ojos de mis víctimas.

Juro que no siempre he sido así, recuerdo tiempos en los que era un aburrido mortal, tiempos en los que mi voluntad era más insignificante que ahora y que debía mi lealtad a mi rey, el cual, por otro lado, era más bandido que cualquiera de los penitentes a los que he tenido que flagelar desde que trabajo aquí. 

Mi muerte fue producto de la batalla, fui ejecutado por manos enemigas, más enemigas de mi rey que mías. Sin embargo, no puedo decir que yo fuese un santo en vida, sino no estaría donde ahora me encuentro. No, nada que ver con eso, fui un castigador, un demonio encerrado en una carcasa humana. En esa guerra maté a más hombres de los que alcanzo a recordar. Mi primera matanza fue el detonante de lo que ahora soy o, tal vez, lo fue mi muerte. No lo sé, hace demasiado tiempo y me importa demasiado poco.

jueves, 26 de enero de 2017

MALDITO


Perverso, de mala intención y dañadas costumbres.

Un grito retumbó por todas las estancias del viejo sanatorio. Simón despertó sobresaltado, como cada noche a esa hora. Parecía mentira que tras diez años en el San Patricio no se hubiese acostumbrado a las torturas encubiertas que le realizaban a los "enfermos especiales". Esta vez era el turno de Aurora, podría reconocer la dulzura de su voz incluso en los gritos provocados por los experimentos más crueles y terroríficos. Aurora era la única persona que  había conocido que le había dado la oportunidad de ser él mismo, con su locura y su cordura entrelazados en un baile macabro. Ahora, con la banda sonora de su sufrimiento, Simón solo podía planear la muerte de los carniceros que la maltrataban. Podía visualizar nitidamente como les arrancaría la piel a tiras, primero insertando ese pequeño bisturí con el que les gustaba jugar... Luego tirando lenta y dolorosamente... 
"El San Patricio tuvo que cerrar sus
puertas, ahora solo es uno más de esos
 sanatorios mentales abandonados llenos
de fantasmas y recuerdos malditos".

Comenzó a forcejear con las amarras que cada noche las enfermeras le colocaban para que no se escapara y, sorprendido por la facilidad, se despojó de ellas. Corrió hacia la puerta y la encontró desbloqueada, claramente alguien le estaba facilitando la labor. Conocía el camino a la sala de experimentos al dedillo, él también había sido uno de los "pacientes especiales". Sin mirar atrás, se lanzó pasillo arriba, los gritos de Aurora sonando cada vez más fuerte, precipitándose contra sus oídos como dagas mortíferas. Corrió más rápido, la rabia nublando su juicio, su monstruo interior liberándose. Entró en la sala como alma que lleva el diablo o, tal vez, su alma era la del mismísimo diablo. 

Lo único que se supo fue que dos pacientes peligrosos se habían escapado del sanatorio dejando tras ellos un rastro de quince muertos destripados. El San Patricio tuvo que cerrar sus puertas, ahora solo es uno más de esos sanatorios mentales abandonados llenos de fantasmas y recuerdos malditos. 

miércoles, 25 de enero de 2017

MÚSICA


Melodía, ritmo y armonía combinados.

La música está sonando, ella no puede evitar moverse con el vaivén de la melodía. Sus caderas se contonean con la destreza de una gacela, siente como el ritmo invade hasta el último centímetro de su cuerpo, como la vida se insufla en sus venas a cada leve movimiento que realiza. El mundo no existe, la gente no la rodea, solo están ella y el hipnotizador sonido de la canción que suena de fondo. La vida es una, piensa, quiero vivirla, exprimirla, disfrutarla y liberarme

Sus movimientos son una droga para él. La libertad que rezuma su cuerpo, el derecho que reclama a hacer lo que le dé la gana, lo enloquece. Ella es la chispa que le falta, el escalofrío que recorre su cuerpo  y que lo hace sentir vivo. La música suena, los une, los embelesa. Ahora, ambos están bailando. 

Ella abre los ojos, lo mira y solo lo ve a él. Están solos, no hay gente rodeándolos. Ellos y la música. Pasa la mano por la nuca de él y siente como el vello se le eriza, el mundo se para, pero la música sigue sonando, recordándoles que están vivos. 

martes, 24 de enero de 2017

VERDADERO


Que contiene verdad.

Elena vive sola y lucha sola. La vida le enseñó demasiado joven que no se debe confiar en cualquiera, que no todos los te quiero son reales y que los para siempre suelen ser palabras vacías rellenadas con cuentos. Con diecinueve años y toda la vida por delante, se encuentra sola, con dos vidas en sus manos y un corazón partido en mil pedazos. 

Elena ha aprendido a apretar los dientes, enfrentarse a las adversidades y echarse los problemas a los hombros como una carga más, porque ahora ya no es ella la que importa. Su corazón ya solo se recompone cuando toca su ya abultada tripa. Ahora entiende lo que es el amor incondicional, lo que los te quiero significan y que los para siempre tienen un significado especial y verdadero cuando salen de la boca de una madre.


lunes, 23 de enero de 2017

BELLEZA



Persona o cosa notable por su hermosura.



"Un sensual canto se insinuaba entre las cortinas de la
esplendorosa mansión".
Un sensual canto se insinuaba entre las cortinas de la esplendorosa mansión. Manuel caminaba extasiado,  apartando delicadamente todo aquello que se ponía a su paso,  buscando con calma desesperada aquello que producía tal delirante sonido. Su corazón palpitaba con fuerza y el olor que en el ambiente flotaba lo hacía sentirse como en una nube.  Finalmente,  llegó a una puerta cerrada,  la intentó abrir y, sin mayor dificultad, consiguió penetrar en esa estancia separada del resto de la casa.  En el interior, el sonido de la melodía era mucho mas intenso; buscó por cada esquina,  con la esperanza desgarradora de encontrar la fuente de tanta hermosura, hasta que la halló. 

Una mujer,  envuelta en sedosos ropajes lo esperaba con los brazos abiertos,  sus delicadas manos acariciando el aire... Manuel se acercó embobado y ambos se sumergieron en un eterno beso. 

Al día siguiente el cuerpo de Manuel fue hallado sin vida y sin sangre en la mansión hechizada.  No había señales de violencia ni causa que justificase la sangre desaparecida. Junto a él, se encontró un mensaje grabado en el suelo, que rezaba:

                                      La belleza fue su último suspiro.




viernes, 20 de enero de 2017

DESPACIO


Poco a poco, lentamente.

Vayamos despacio. Las prisas no son buenas y lo que rápido comienza, rápido termina. Dejemos que el tiempo se convierta en un mero espectador de los momentos, sin apremiar y sin agobiar. Seamos nosotros, sin edulcorantes ni acidulantes, puros, en esencia, porque las mentiras no llevan a ninguna parte y las apariencias no son buenas consejeras. Vayamos despacio, como memorizando cada centímetro de piel del otro, conociendo las cicatrices, cubriéndolas con besos. No hay prisa, el mundo está a nuestros pies para que lo tomemos cuando queramos. Toma mi mano y enséñame a vivir con la tuya sosteniéndome, pero no me hagas dependiente. Riámonos de todo y de nada, porque la risa es la mejor de las armonías y más en buena compañía. Deja que tu aroma sea mi nuevo olor favorito y que quiera empaparme en él de vez en cuando... Sí, vayamos despacio.

miércoles, 18 de enero de 2017

PERTENENCIA


Relación de una cosa con quien tiene derecho a ella.

"Mírame. No apartes la vista y comprueba que no ha
sido tu mejor decisión".
Mírame. No apartes la vista y comprueba que no ha sido tu mejor decisión. Yo fui tu mayor acierto, ahora lo ves, pero es tarde porque, ahora,  yo también puedo ver que tú fuiste mi mayor error. No me arrepiento, sin embargo, de haberte regalado mis horas, de no haberlo hecho nunca habría aprendido la lección. No pongas esa cara, fuiste tú quien dijo que nadie más vería algo bueno en mí, porque todo lo bueno que yo tenía me lo aportabas tú. Llegué a creerme tus palabras, ¿sabes? pensé que no me merecía ser feliz y míranos ahora, tú ahí y yo aquí. La soledad ha cambiado de compañero, se ha dado cuenta de quien la merece realmente y, no me malinterpretes, no te deseo ningún mal. Simplemente, creo que la vida te devuelve cada palo que das y tú, cariño, has apaleado sin descanso a todo aquel que quisiese quererte. 

He descubierto que los límites no existen, que el cielo puede estar en la tierra y que si quiero, puedo. Nadie puede controlar mis acciones, solo yo, porque no le pertenezco a nadie y, si de pertenencia estamos hablando, debo decir que me pertenezco a mí. Es hora de quererme, valorarme y ser libre.


martes, 17 de enero de 2017

MONSTRUO


Ser fantástico que causa espanto.

Podía sentir como la sangre brotaba de su cuello. La confusión embotaba su cerebro y no conseguía situarse, no reconocía el lugar y mucho menos quien era la mujer que estaba enfrente. Lo que sí reconoció, fue la sustancia viscosa que recubría parte del rostro, la ropa y la mano derecha de la desconocida. Sangre. Sangre fresca empapaba a la mujer de arriba abajo. Bajó la vista, más por el cansancio que la aturdía que por otra cosa y lo que vio fue algo que hubiese pagado por olvidar. A sus pies decenas de cuerpos las rodeaban dibujando una imagen dantesca. Destripados, miembros amputados, ojos fuera de sus órbitas, caras desfiguradas, uñas salidas de su sitio natural, probablemente por haber intentado luchar... y sangre, sangre cubriéndolo todo y a todos. Alzó la vista y miró a la extraña mujer que la observaba. En su rostro había una enigmática sonrisa, cerró los ojos y sacó una asquerosa lengua partida en dos para, a continuación, lamerse los restos de sangre que podía alcanzar. 

Catherina supo en ese mismo momento que iba a morir. Quiso correr, huir, salvarse, pero algo le impedía moverse. En un suspiro, la mujer recordó que su presa la esperaba y se abalanzó sobre ella. Los gritos de la muchacha se escucharon en un kilómetro a la redonda, pero los vecinos ya estaban acostumbrados a que su pequeño monstruo tuviese sus banquetes.



lunes, 16 de enero de 2017

SALVAJE


No domesticado.


Él intentaba aferrarla, aprisionarla y no dejarla marchar. Su aroma se había convertido en una adicción difícil de superar, necesitaba una dosis diaria, tenía que embotellarlo. 

No entendía que ella era como el viento y nadie podía aprisionarla. Como llegaba se iba, te refrescaba con su soplido y te embelesaba con su aroma, pero se iba. Siempre se iba. Intentaba retenerla con la yema de sus dedos, con sus manos y con su cuerpo, pero ella se esfumaba, porque en el fondo era una ilusión, humo producido por un intenso fuego, humo ligero que se elevaba desde las cenizas de un pasado.

Tenía que entenderlo, la belleza de lo salvaje reside en la libertad de sus acciones y, ¡qué Dios me perdone!, pero no había en esa tierra nada más salvaje y bello que ella. Cuán cruel sería desproveerla de su capacidad de volar por donde quisiera... pero él no lo entendía o, simplemente, no lo quería entender. 


sábado, 14 de enero de 2017

FRÍO



La noche era fría. Enzo caminaba bajo una resplandeciente luna llena admirando su belleza, su soledad y su misterio. Era un chico reflexivo, al menos eso era lo que decían sus psicólogos los pocos días tranquilos que su demencia le dejaba. Sus pensamientos eran agujeros negros que absorbían sus ganas de vivir, de soñar, de amar… No sabía que era lo que fallaba en él, por qué la gente lo evitaba... En realidad, tampoco le importaba, a Enzo le encantaba estar solo; estar solo para pensar.

La muerte era uno de sus temas favoritos, pero a los demás la crudeza de la realidad que este tema conllevaba les horrorizaba. Enzo no entendía por qué, ¿acaso no era la muerte lo único seguro que la vida aportaba? El único hecho inamovible cuando nacemos es la muerte. La vida es la carretera y la muerte es el destino. Para Enzo, el camino se hacía demasiado largo… Como un atasco en hora punta. A veces, simplemente le apetecía pisar el acelerador, salir del atasco campo a través y llegar a lo importante, a su destino.

Enzo seguía caminando por aquel descampado. Empezaba a hacer viento y la temperatura descendía rápidamente, pero él no era consciente. Sus pensamientos lo atrapaban y transportaban a una dimensión distinta. Si fuese consciente, si estuviese centrado en la realidad, como siempre le pedían sus psicólogos, sentiría como el viento pegaba la fina tela del camisón hospitalario a su piel. Si hubiese tomado su medicación y seguido las prescripciones médicas habría visto aquel barranco que bordeaba el riachuelo.

No, Enzo no era consciente. Su mente viajaba libremente a lugares más oscuros donde la luna no era tan brillante. ¿Dónde estaba la luna? Lo había abandonado también. No pasaba nada, Enzo no estaba molesto. Estaba solo, eso le gustaba, caminar solo. Ni siquiera necesitaba la escasa compañía que la luna le proporcionaba.

"Su mente viajaba libremente a lugares más oscuros
donde la luna no era tan brillante".

Continuó su camino, pensando... Recordando y añorando a la única persona a la que realmente había querido, su Ana... Ella no entendía la muerte como él, era totalmente distinta… Tan hermosa, tan engañada. Creía que la vida era bella y que él algún día lo vería. Solía decirle que en algún momento pensaría como ella y que se curaría. ¿Curarse de qué? En tal caso se tenía que curar ella, ver las cosas como son, ver la belleza donde realmente reside. Enzo solo quería mostrárselo, por eso apretó su cuello hasta que su piel empezó a cambiar de color. No quería hacerle daño, solo quería que entendiese cual es la realidad. Quería mostrarle la belleza de la muerte. Entonces, apareció Sofía y no lo entendió. Gritaba, parecía fuera de sí. No entendía que Enzo quería curar a Ana y lo insultaba, le llamó monstruo y lo alejó de ella. Luego la policía y la ambulancia aparecieron y apartaron a Ana de Enzo. Él solo quería curar a Ana. Él solo quería curar a Ana. Él solo quería curar a Ana. Se lo repitió una y otra vez como un mantra y cuando la policía lo interrogó solo pudo decirles eso.

No volvió a ver a Ana y todo se volvió gris. Las paredes, las sábanas, las enfermeras que lo trataban en aquel hospital. Su única compañía eran los psicólogos y psiquiatras que lo visitaban tres veces al día. Ni siquiera lo dejaban relacionarse con el resto de pacientes por ser “altamente peligroso”. Hasta ese momento no había visto nada más allá de su habitación de hospital en dos años. En un momento de lucidez, aprovechó un descuido de sus cuidadores para volar de la jaula y escapó.

Enzo fue hallado 3 días después en las inmediaciones del descampado que separa el río del psiquiátrico. Había llegado a destino.






jueves, 12 de enero de 2017

FUERZA DE VOLUNTAD



Capacidad de una persona para superar obstáculos o dificultades o para cumplir con sus obligaciones.



Manu recorría cada mañana la ciudad, de cabo a rabo, sin importarle las miradas de los demás. Era un tipo seguro de sí mismo, con fuerza de voluntad y ganas de vivir. Su madre le había enseñado de pequeño que la vida merecía la pena, que las cosas buenas existen, aunque a veces puedan verse difuminadas. Con veintiséis años esa enseñanza era su religión. Para la opinión de Manu, la vida era demasiado dura y tal vez las cosas buenas estuviesen algo más que difuminadas, sin embargo, había aprendido a exprimir hasta la última sonrisa. 

"Cuando abrió los ojos la belleza del mar
 lo recibió con los brazos abiertos,
como un amigo encantado de verlo".
El muchacho se dirigía a lo alto de la colina donde un imponente faro alumbraba el oscuro camino de los marineros. Como cada día, subió la cuesta, no sin esfuerzo, empujó, con los pies siempre por delante, las puertas de entrada y se dirigió a la rampa. Una vez arriba cerró los ojos, aspiró el salado aroma del mar y se quedó así durante un rato. Cuando abrió los ojos la belleza del mar lo recibió con los brazos abiertos, como un amigo encantado de verlo. Manu le estaba sonriendo al horizonte cuando el guardián del faro hizo aparición.

- Hoy has llegado temprano, Manu. Si necesitas ayuda con la silla de ruedas cuando te vayas pega un grito - dijo.

- Soy un conductor experto, Damián, pero gracias.

miércoles, 11 de enero de 2017

POSIBILIDADES


Aptitudes, potencias u ocasiones para ser o existir algo.

- Corre. Vuela libre y no mires atrás. Conviértete en todo lo que quieres ser y conserva todo lo que quieras conservar. Encuentra el secreto de la felicidad y, solo entonces, regresa para contarme lo increíble que es el mundo. 


"El columpio en el que habían
jugado tantos años atrás seguía allí,
 luchando contra las inclemencias

 para mantenerse en pie".
- ¿Y si no lo encuentro? ¿Y si la felicidad no existe? ¿Y si no hay secreto que descifrar? - me preguntó con el miedo dibujado en el rostro. 

La agarró por los hombros y la miró directamente a los ojos. La mirada era el  medio de comunicación más cristalino.

- El camino estará lleno de posibilidades, de ¿y si...? Solo necesitas recordar que en tus manos está elegir la respuesta correcta.


Cuando terminó de decir esto, se acercó a la ventana y miró al exterior. El columpio en el que habían jugado tantos años atrás seguía allí, luchando contra las inclemencias para mantenerse en pie, siendo un claro símbolo de lo que intentaba enseñarle a su hermana. Habían caído, reído y llorado en ese columpio demasiadas veces y, aún así, volverían a  repetir todas y cada una de las veces que se habían raspado las rodillas con los ojos cerrados, porque habían sido felices. Las caídas formaban parte del proceso, sin caerse jamás hubiesen valorado las veces que habían volado sin peligro.

- Pero es imposible que elija el camino correcto, al menos no todas las veces.

- En eso te equivocas... Todos los caminos son correctos, unos son tormentosos y sus finales están llenos de incertidumbre; otros son fáciles, amenos y llenos de vivencias positivas. No por elegir uno u otro estás errando o acertando, porque da igual cual elijas, siempre estarás aprendiendo algo. No dejes que nada corte tus alas, porque son el símbolo de tu libertad.


martes, 10 de enero de 2017

EFÍMERO



Pasajero, de corta duración.



"Enséñame el mundo a través de tus ojos,
con ese brillo verde que quita el aliento".
Cúrame las heridas. Mírame y dime que nada de esto ha pasado, que la vida regala más cosas buenas que malas. Recuérdame con sonrisas los días de lluvia frente a la chimenea, libro en mano, mi cabeza en tu hombro... Déjame respirar hasta el último rescoldo de tu aroma. Enséñame el mundo a través de tus ojos, con ese brillo verde que quita el aliento. Muéstrame la belleza que se niega a aparecer en tu ausencia. Dime las palabras mágicas que abren cualquier recóndito lugar de mi corazón y no las olvides nunca, puede que nos hagan falta. Dame tu mano y no me dejes olvidar que el mundo es nuestro. Cúrame las heridas, porque si no me las curas tú, nadie podrá. 

Tal vez te sorprenda que sea yo la que diga todo esto, nunca he sido mujer de palabras tiernas, pero hoy descubro que lo que la gente dice es verdad: valoras más las cosas cuando las pierdes. Has sido un acierto efímero en una larga lista de errores. 



lunes, 9 de enero de 2017

TIEMPO


Duración de las cosas sujetas a mudanza.

Hace ya tres años que te fuiste dejando una estela de lágrimas y dolor a tu paso. Había escuchado a mucha gente antes hablar del vacío y el hueco que deja la muerte en lo más hondo de tu pecho. También había escuchado que el tiempo todo lo cura, sin embargo aquí estoy, con la herida todavía abierta. No, el tiempo no lo cura todo... El tiempo te obliga a aprender a vivir con ello, a sobrellevarlo y levantarte cada mañana aunque no quieras. El tiempo te enseña que la vida es dolor y pérdida, que solo afrontandolo puedes hacerte más fuerte. Y es el mismo tiempo el que te recuerda mediante fechas que el dolor sigue ahí, palpitando, amenzando con hacerse más fuerte. 

Te echo de menos, pero sé que eres la estrella más brillante que tiene el firmamento, no podría ser de otra manera, cuando estabas con nosotros ya brillabas.

domingo, 8 de enero de 2017

CASUALIDAD


Combinación de circunstancias que no se pueden prever ni evitar.

¿Sabes ese tipo de personas que conoces desde hace apenas dos días, pero sientes que, en realidad, las conoces desde hace dos vidas? Carol es de ese grupo, de hecho, yo creo que es la fundadora. Tres meses y seis días fueron suficientes para considerarla parte de la manada. Con su sonrisa tímida y su simpatía natural entró por la puerta de aquella clase, como si de las puertas de mi vida se tratasen, llevándose todo lo que encontraba gris y feo por delante y cambiándolo por unicornios, jirafas y arcoiris. Suena a cursilada, pero la vida te enseña que hasta a las personas anticursiladas pueden amarlas en algún momento. 


"Nuestros días estaban repletos de recuerdos y
momentos dignos de ser recordados con
 aquella frase llena de vida como bandera".
Carol se convirtió en mi confidente, mi compañera, mi amiga y mi hermana. La amistad debería ser siempre tan pura, tan sincera.. Las risas alegraban nuestros días, hasta en aquellos tristes en los que las penas del pasado lo bañaban todo. Nuestros días estaban repletos de recuerdos y momentos dignos de ser recordados, con aquella frase llena de vida como bandera. Tal vez, fuese Carol la que me enseñó que la sonrisa es la mejor defensa o, tal vez, yo se lo enseñase a ella; lo único que sé es que las dos aprendimos a sonreírle a la vida, más fuerte, juntas y todo gracias a una bonita casualidad.



sábado, 7 de enero de 2017

VIVE (I)


"El reflejo que me devolvía
 la mirada carecía de brillo, de vida…"
¿Ser víctima o superviviente? Eso fue lo único que pensé el día que abrí los ojos y descubrí que no sabía vivir. Mientras me miraba en aquel espejo me di cuenta de que ya no podía sentir absolutamente nada, que el reflejo que me devolvía la mirada carecía de brillo, de vida… Había tocado fondo, tan fondo que ni excavando podría bajar un centímetro más. Me había convertido en una muñeca de trapo carente de sensaciones y sentimientos; ya no me sentía humana. El dolor, la felicidad, la pena, el fracaso… nada de eso palpitaba en mis venas. El gris reflejo me juzgaba desde el espejo y, de una forma que no se puede explicar con palabras, me hizo entender que ya solo quedaban dos caminos: A) aceptar que soy una víctima de mis propios demonios alimentados por una sociedad enferma o B) negarme a seguir sufriendo y trepar por una cuerda que yo misma debía tejer para salir del agujero.


Hubiese sido tan fácil elegir la primera opción… No hacer nada, limitarme a recibir la oscuridad como una parte de mí. Sin embargo, elegí la luz. Escogí tejer la cuerda y salir del agujero, elegí que la luz bañase mi piel y mi alma de nuevo. Sabía que no iba a ser fácil, pero el camino se hace caminando. 



Hoy os traigo el principio de un nuevo trabajo más extenso que estoy preparando con una portadora de experiencias vitales y sabiduría. Os pido que lo tratéis con cariño, puesto que todo lo que está aquí escrito y todo lo que mostraremos más adelante en relación, son vivencias reales. Vuestros comentarios y opiniones son bien recibidos, pero sobretodo, son agradecidos. 

Por otro lado, solo quiero decir: GRACIAS, MARÍA, POR TU INMENSURABLE GENEROSIDAD, tu colaboración no podría ser más enriquecedora.

¡Un saludo a todos!

viernes, 6 de enero de 2017

INDESTRUCTIBLE


Que no se puede destruir.

"Su mamá le había explicado que ese año
 no tenían dinero para comprar un árbol
o adornos".
La pequeña Carla se levantó la mañana del Día de Reyes con la ilusión dibujada en su rostro. Corrió por el estrecho pasillo del apartamento en el que vivía con sus padres, su tío y sus abuelos, entró en el salón-comedor-cocina y recogió el pequeño bulto que había bajo el calcetín rojo y blanco, colgado en la pared, y los adornos navideños que ella misma había hecho. Su mamá le había explicado que ese año no tenían dinero para comprar un árbol o adornos, a lo que la niña contestó:

- No te preocupes mami, puedo hacerlos yo. La profe nos ha enseñado en el cole.

La sonrisa de la niña era indestructible, incluso el día que tuvieron que abandonar la casa grande en la que vivían antes había animado a sus padres con besos y abrazos. Era la fuerza, la alegría, la ternura y la ilusión que le faltaba a su familia. Probablemente por eso, esas navidades todos los ocupantes del apartamento hicieron un esfuerzo sobrehumano para comprarle un regalo a la altura. Tal vez no tuviesen la mesa llena de marisco, dulces y licores, pero la sonrisa de la pequeña Carla y la ilusión de su mirada eran suficiente para llenar sus vidas.

jueves, 5 de enero de 2017

PENSAR DEMASIADO NO ES SANO


      - Pensar demasiado no es sano.

La voz de una chica me despertó de mis ensoñaciones, no era la primera vez que me pasaba. En algunas ocasiones me había quedado ido en lugares insospechados, pensando y recordando. Esta vez había sido en la biblioteca.

- Están cerrando, como no te espabiles te vas a quedar aquí encerrado y, a no ser que seas un obseso de los libros y un insensible al frío, no creo que te haga gracia.

La chica tenía razón, habían apagado la calefacción y empezaba a hacer un frío que pelaba.

- Gracias - fue todo lo que le dije, sin embargo, esa vez me apetecía hablar más. La primera frase de la chica había sido lo más inteligente que alguien me había dicho desde que habían empezado las clases y estaba claro que no estaba interesada en ser mi amiga a toda costa. Su total indiferencia me gustaba. - ¿Cómo te llamas?

"En algunas ocasiones me había quedado ido en 
lugares insospechados, pensando y recordando.
Esta vez había sido en la biblioteca".
La chica estaba recogiendo sus cosas de una de las mesas más apartadas del altillo en el que nos encontrábamos, se giró, me miró como si fuese un perro verde y siguió con lo que estaba haciendo para, posteriormente, irse sin mediar palabra. Me quedé mirando como un idiota como se iba y pude sentir como la vergüenza teñía mis mejillas a más no poder. Para una vez que era yo el que intentaba establecer contacto con otra persona, ésta me ignoraba, ¡genial!

Recogí mis cosas y salí por la puerta de la biblioteca al exterior del recinto y allí en las escaleras, como si la insensible a la temperatura fuese ella, estaba la chica fumando un cigarrillo y observándome con un brillo de diversión en la mirada.

- ¿Tú no sabes que en las bibliotecas no se habla? – me preguntó con una gran sonrisa pintada  en la cara.


Este es un fragmento de algo más grande, una pequeña novela que estoy escribiendo en este momento y, por alguna extraña razón, me apetecía compartirlo con vosotros. ¡Un saludo!






E

miércoles, 4 de enero de 2017

ENSEÑANZAS


Conjunto de conocimientos, principios, ideas, etc., que se enseñan a alguien.

- A veces,  una simple palabra puede cambiar el rumbo de las cosas, Sofía.

"En las palabras podemos encontrar una
 inmensa fuente de recursos".
Mi abuelo siempre fue un hombre sabio, una de esas personas ávidas de conocimiento, tanto a la hora de recibir como a la de transmitir. Sus enseñanzas me ayudaron a forjar mi personalidad. Cuando era niña sus historias calmaban mis miedos y cuando crecí, esas mismas historias me recordaban que el miedo es solo un estado mental, inservible en la mayor parte de las situaciones. A día de hoy, sigo recordando cada palabra que ese hombre me inculcó.

- En las palabras podemos encontrar una inmensa fuente de recursos.  Con ellas podemos transmitir cosas hermosas y, por ende, conseguir despertar sentimientos tan hermosos como ellas mismas en el destinatario. Sin embargo, también podemos infligir un daño irreparable, mi querida niña. Sé cauta con tus palabras, crea sonrisas y no lágrimas.




martes, 3 de enero de 2017

RECUERDOS


Imágenes de hechos o situaciones pasados que quedan en la mente.

La vida da, para bien o para mal, aunque no quieras recibir. El truco está en saber enfrentarse a ello y aprovecharlo como una lección.

- Nunca se deja de aprender, Carlota - le había dicho su padre en multitud de ocasiones y ahora sabía que tenía razón.

Carlota tenía veinticinco años cuando un accidente de coche le arrebató al hombre que le había dado más que la vida.  Hija de padre soltero, pues su madre los había abandonado cuando ella era apenas un bebé, sin hermanos ni primos, Carlota se había quedado sola y hundida. Dejó de salir con sus amigos, se había olvidado hasta de que tenía novio, ya no sabía lo que era una sonrisa y respirar era lo único que le recordaba que era humana. La vida se le hacía demasiado pesada y el día a día era un  campo de minas lleno de explosiones. El levantarse cada mañana y cumplir con sus obligaciones se había convertido en un movimiento programado que realizaba como una autómata.

Los recuerdos no viven en ese pozo en el que te has
 instaurado, están en las sonrisas, los lugares, el aire…
están en la vida.
-  Carlota, si tú no intentas salir del pozo nadie va a poder ayudarte… - le dijo un buen día Emma, la única amiga que le quedaba.

- Tal vez no quiera salir del pozo… Tal vez el pozo esté lleno de recuerdos felices y quiera vivir en él para siempre.

- Sí, es probable, pero si te estancas en el pasado jamás podrás ver lo que te depara el futuro. Nunca se deja de aprender, ¿recuerdas? Cada vivencia, cada disgusto, cada sonrisa o cada lágrima son, de una forma u otra, lecciones. Tú eliges como sobrellevarlas. Es normal que estés triste, pero no puedes permitir que la melancolía consuma tu vida. Tu padre hubiese querido que siguieses aprendiendo. Los recuerdos no viven en ese pozo en el que te has instaurado, están en las sonrisas, los lugares, el aire… están en la vida. Solo viviendo puedes recordar, porque solo viviendo puedes crear recuerdos. 


lunes, 2 de enero de 2017

SUBMUNDO



Ambiente marginal o delictivo



Con veinticuatro, acabó en la calle,
llamándoles hogar a un banco y familia
a las palomas.
Mireia tiene veintiocho años y un problema con las drogas. Con dieciséis años, en una fiesta con “amigos”, visitó por primera vez el submundo de las metanfetaminas. Con dieciocho, dejó los estudios y estuvo dispuesta a vender a su madre por un gramo de cocaína. Con veintidós, se había convertido en su propia sombra, el sueldo del trabajo ya no la surtía y, por otro lado, tampoco le duraba ningún puesto de trabajo más de un par de días. Con veintitrés, se vio metida en problemas con la policía. Con veinticuatro, acabó en la calle, llamándoles hogar a un banco y familia a las palomas. Con veinticinco, su cuerpo era su única fuente de ingresos. Con veintiséis ya no era ni la sombra de la sombra de Mireia. Con veintisiete, la mafia la captó para sus trapicheos y, ahora, con veintiocho, Mireia (más conocida como Cassandra “la griega” en los barrios marginales de las afueras) muere desangrada por un impacto de bala en una redada.  

domingo, 1 de enero de 2017

PROPÓSITOS



Objetivos que se pretende conseguir.


Matías se levantó la mañana de año nuevo con un propósito claro: sonreír. Con treinta y dos años y una vida por delante se había convertido en una persona triste y huraña. Hacía trece años que le habían diagnosticado una enfermedad poco estudiada y mal considerada llamada Fibromialgia. Desde aquel entonces había sido tratado de mentiroso, loco y vago y, por desgracia, hubo días en que se lo había creído. Las mañanas se le antojaban oscuros agujeros llenos de dolor y entumecimiento. Su memoria le jugaba malas pasadas y la concentración hacía tiempo que lo visitaba los días pares, o impares, dependiendo del mes. La fatiga lo atrapaba como si fuese un pez en una red, incapaz de huir. El dolor, a cualquier hora del día o de la noche, era delirante, tanto que a veces se preguntaba cómo podía ser posible semejante tortura. Las noches de insomnio eran una maldición llena de malos pensamientos... 

Ya estaba harto de sentirse mal, de verse como algo que en realidad no era, de dejarse influenciar por las palabras de ignorantes entendidos en nada…

"Tenía razón, la mejor 
defensa era la sonrisa".

- Sonríe, hermanito. Lo que vale es lo que tú sientes - había dicho Marga la noche de fin de año -. Sabes que no eres nada de lo que te llaman, lo que te pasa tiene nombre y pronto tendrán que tragarse sus palabras. Tú puedes con todo, Matías, has aguantado en el infierno trece años y ese infierno te ha forjado una armadura para enfrentarte a la superficie, al diablo y a ti mismo… al fin y al cabo tu peor enemigo es tu mente.

Las palabras de su hermana le habían hecho reflexionar; tendría que lidiar el resto de su vida con una enfermedad crónica, pero no por eso tenía que ser infeliz, habría días mejores y días peores, pero con una sonrisa todo es más ameno. La mente es la mayor enemiga, pero también puede ser la mayor aliada. Tenía razón, la mejor defensa era la sonrisa.