viernes, 20 de enero de 2017

DESPACIO


Poco a poco, lentamente.

Vayamos despacio. Las prisas no son buenas y lo que rápido comienza, rápido termina. Dejemos que el tiempo se convierta en un mero espectador de los momentos, sin apremiar y sin agobiar. Seamos nosotros, sin edulcorantes ni acidulantes, puros, en esencia, porque las mentiras no llevan a ninguna parte y las apariencias no son buenas consejeras. Vayamos despacio, como memorizando cada centímetro de piel del otro, conociendo las cicatrices, cubriéndolas con besos. No hay prisa, el mundo está a nuestros pies para que lo tomemos cuando queramos. Toma mi mano y enséñame a vivir con la tuya sosteniéndome, pero no me hagas dependiente. Riámonos de todo y de nada, porque la risa es la mejor de las armonías y más en buena compañía. Deja que tu aroma sea mi nuevo olor favorito y que quiera empaparme en él de vez en cuando... Sí, vayamos despacio.

3 comentarios:

  1. Sí, "despacio y sin prisa, sin crear dependencias" parece una adecuada reflexión!
    Pensar parando una buena forma de hacer.
    Excelente reflexión!

    M Victoria L.almansa Pimentel






    ResponderEliminar
  2. Qué razón tienes Sambeta! Las personas que sufren de apego excesivo, esa dependencia a veces obsesiva, no disfrutan de las relaciones, se enganchan en exceso y pierden su individualidad satisfactoria. Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, ademas, no hay nada mas bonito que ser libres juntos. Un saludo y espero que tengas un buen domingo. Siento mi tardanza a la hora de contestar 😊

      Eliminar