Mis libros

Mis libros
Clic en la imagen y a leer, ¡adelante!

jueves, 2 de marzo de 2017

ENCENDER


Iniciar la combustión de algo.

La luna brillaba de una manera especial esa noche. Hacía muchos años que Lara no veía una luna tan llena y tan hermosa o, tal vez, hacía muchos años que no se paraba a observar la belleza de lo incorruptible. La noche era cálida y el cielo ofrecía una panorámica solo digna de aquellos que alzasen la vista para atender a algo más que a las preocupaciones triviales que sus teléfonos móviles les proporcionaban. 

"...hacía muchos años que no
se paraba a observar la
belleza de lo incorruptible".
Lara había decidido esa misma tarde desprenderse de todo aquello que no trajese nada bueno a su vida, incluidos los aparatos modernos, los cuales no la ayudaban a otra cosa que no fuese a perder horas de sueño. Teléfono apagado, vida encendida. Desde que había desconectado de la superficialidad del siglo en el que se encontraba, se sentía una persona distinta. La belleza estaba justo delante de sus ojos y no se había percatado tan siquiera de lo pura y salvaje que era. Su abuelo se habría avergonzado si viese a la población actual, siempre conectada a una máquina como si esta le proporcionase oxígeno. No solo eso, se hubiese horrorizado al ver los flashes de las cámaras inmortalizando momentos que solo nuestras mentes pueden apreciar en plenitud y guardar para siempre. Hubiese puesto el grito en el cielo, si en lugar de hablar los unos con los otros los viese enfrascados en la pantalla de los aparatos que les impiden socializar de verdad.

Lara se preguntaba el porqué de su ceguera. ¿Por qué no se había dado cuenta antes de que es mucho más hermoso decir te quiero en persona que a través de una pantalla? A través de mensajes no puedes respirar el aroma de la otra persona, apreciar el tacto de su piel o memorizar su sonrisa en tamaño real. 

Sí, teléfono apagado, vida encendida. Esa era la respuesta.



2 comentarios:

  1. Vivimos una vida de escaparate,... parece que no podemos hacer nada sin que el resto de la humanidad lo sepa. Vivimos con el foco puesto en lo trivial. Vivimos sin vivir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo podría expresar mejor!
      Un saludo! 😊

      Eliminar