sábado, 8 de abril de 2017

REFLEJO

Imagen de algo o de alguien reflejada en una superficie.

El reflejo de aquel espejo enloquecía a todo el que osara mirarlo por más de un segundo. Las almas de todo los que había consumido podían intuirse en su interior, luchando por salir o, simplemente, por sobrevivir de alguna manera diferente a la humana. Trece años, cinco meses y seis días habían pasado desde que Valentina había atravesado la superficie reflectante del maldito armatoste. Trece años, cinco meses y seis días que Lucas había pasado sin el calor del abrazo de su madre. Ahora, con catorce años y la decisión más que tomada, había decidido recuperar a su madre de una vez por todas. Con su mochila verde al hombro, una cuerda atada a la cintura y su perro Rufus ejerciendo de vigía, el chico atravesó el espejo con la firme determinación de volver de la mano de su madre. 

Trece años, cinco meses y seis días más pasó su padre frente al espejo esperando el regreso de su hijo. La cuerda que el muchacho se había ceñido a la cintura para asegurar su vuelta, regresó cortada y el único rastro del muchacho residía en la superficie del espejo. Su silueta se intuía entre una de las miles que luchaban por salir, acompañada muy de cerca de la de su amada Valentina. El padre de Lucas esperó y esperó hasta que la propia muerte se presentó en persona a recoger su desgastada alma, ni siquiera en el más allá recuperaría a su familia atrapada para siempre en un maldito espejo embrujado por las malas artes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario